David Santos Solano – Un poeta que sigue rimando

David Santos Solano
En la poesía de David Santos Solano vuelve a surgir la rima, la métrica y el ritmo, junto a otros recursos que la mayoría de los escritores de su generación (y de la mía) han dejado caer en el olvido o en el deshuso para dar paso a la llamada “poesía de vanguardia”. Sin embargo, en lo personal, siempre eché de menos todos esos recursos, siempre me pareció que no estaban de más, que no debimos haberlos quitado. Por poner un ejemplo: la rima. Me parece que la rima era importante, no sólo para ayudar a la memoria a recitar los versos, sino también porque en el afán por rimar se notaba la destreza o falta de ella que tenía el poeta. Porque para rimar bien había que conocer y dominar un cierto número de recursos tales como la métrica, la elipsis, la aliteración, los metaplasmos, y algunos otros, todo para hacer que los versos cuadraran. Es decir que los versos de antes necesitaban un dominio mayor de la retórica poética para poder lucirse. En la poesía de hoy en día prevalece el “tema”, la “originalidad” o las “nuevas formas de expresarse” en desmedro de aquellos “viejos truquitos” que muy bien emplea David Santos Solano en sus rimas. Por esa razón me pareció que era una muy buena idea publicar en mi blog sus rimas. Aparte de ser yo también un defensor de la rima en la poesía –ya que la uso bastante para componer mis poemas–, además, me pareció que estaría bueno que, gracias a este refrescarse de la memoria que nos provoca David con sus versos, todos los que nos gusta escribir poesía retomemos aquella vieja costumbre de rimar.
También destaco otro recurso muy bueno en la poesía de David: el humor. Me parece que uno puede contar algo muy trágico, quizá lo más trágico que te ha pasado en la vida, pero si lo hacés con humor, queda mucho mejor. Y se nota en muchos de sus poemas –que suelen ser bastante lúdicos– ese disfrute, ese divertirse mientras se escribe, que es la mejor manera de escribir y lograr buenos poemas.

A continuación algunos de sus poemas:

David Santos Solano - Alas de ceniza
David Santos Solano
Alas de ceniza
Año de publicación: 2006
ISBN: 9781458190789

Bajar libro desde Smashwords

Imagino

Cada noche me imagino
que te apropias del trocito
de colchón que, estando solo,
no necesito.
 
Imagino algunas noches
que me abrazo a tus olores
y que ahogamos nuestros gritos
en sudores.
 
Y cada noche te canto
una canción diferente
e imagino que te duermes
dulcemente.
 
Imagino que te duermes
y me duermo imaginando
que me sueñas mientras yo
te estoy soñando.
 
Es tan triste imaginarlo…
y que sea tan sólo un sueño,
y que no seas tú mi dueña
y yo tu dueño.

Abierto por insomnio

 
No sé si está en la cabeza
o si está en el corazón.
No sé si me falta cama
o si me sobra colchón.
 
O quizá sea solamente
este asfixiante calor.
O tal vez sea que me falta
el abrigo de un amor.
 
Las noches como esta noche,
como esta noche tan sola,
que no daría por tener
otro perfume en mi alcoba.
 
Las noches negras en blanco,
como esta noche tan larga,
que no daría por que hubiera
otra cabeza en mi almohada.

Reflexiones de un enamoradizo impenitente desde Viena Capellanes

Casi, casi desayunamos juntos.
Tan sólo nos separa un metro,
tan sólo nos separa un mundo,
tan sólo un muro de silencio.
 
¿Cómo pasar del ‘buenos días’?
Una palabra es un abismo.
Bebo café mientras me digo
si estás pensando tú lo mismo.
 
Esas cosas en el cine pasan:
ella pierde el pañuelo
y él, que lo atrapa al vuelo,
se lo devuelve y se casan.
 
Yo quiero ser de esa gente
que habla con desconocidos.
Yo quiero hablarte a los ojos
y besarte los tobillos.

Ahora que conmigo

 
Quizás lleve ya un tiempo,
aunque desde hoy lo sé,
que tengo el sentimiento
debajo de la piel.
 
Hundido está en la carne,
perdido entre los huesos,
no sueño al despertarme
ni muero por un beso.
 
Quién sabe, tras un tiempo
quizá llegue una flor,
quizá llegue el momento
para otro nuevo amor.
 
Pero ahora estoy conmigo
frente al mar de la calma,
y vuelvo a ser mi amigo,
y ya no escuece el alma.
 
Y sí, ojalá mañana
regrese la tormenta
y ponga, por palabras,
mi corazón en venta.
 
Pero hoy estoy conmigo,
sereno y caminando,
sin prisas, el camino
que lleva a ningún lado.

Perfecta

 
Ella era tan perfecta que tenía defectos.
 
Tan perfecta que cuando marchó
permitió que la olvidara.
 
Tan perfecta que, si valiera
para volver a tenerla a mi vera,
renunciaría a la mitad de la vida que me
espera.
 
Pero ella es tan perfecta
que, aunque no vuelva,
sabré vivir sin su amor
las dos mitades enteras.

David Santos Solano - Ultimos versos de un poeta muerto
David Santos Solano
Ultimos versos de un poeta muerto
Año de publicación: 2012
ISBN: 9781301069071

Bajar libro desde Smashwords

MIS MEDALLAS

“Dicen
los más viejos del bar:
primero hay que aprender a olvidar.
No sé si habrás podido por los dos,
porque yo…”

Andrés Calamaro
 
Lo último que te abandona
es el aroma en la almohada.
¿Y después? Después tan solo
queda hacer la colada.
 
De cada mujer aún tengo
una espinita clavada,
y las llevo como lleva
un general sus medallas.
 
Nunca estuve seguro
de haber encontrado
a la mujer de mi vida.
 
Y sin embargo, siempre,
siempre pensé que la perdía.

EINWANDERER

 
Quisiera hacer mi vida en ese espacio,
fijar mi domicilio en el lunar
junto al pliegue perfecto entre su brazo
y su espalda delicada y colosal.
 
Quisiera hacer turismo por su piel,
acampando en las laderas de su vientre,
alimentándome tan solo de la miel
que brote de la más secreta fuente.
 
En invierno refugiarme entre su pelo,
los veranos en su cintura al sol,
primavera por su boca de crucero,
los otoños junto a su ojo más marrón.
 
Solo espero que no se me haya hecho ya tarde,
que me den permiso allí de residencia,
que demuestren las autoridades
grandes dosis conmigo de paciencia.

SE BUSCA

 
Se está buscando musa
-razón en portería-
con el coño caliente
y la cabeza fría.
 
Se ofrece solamente
trabajo temporal,
se valora belleza,
se exige ‘femme fatale’.
 
El sueldo será en verso,
lo paso a detallar:
dos poemas de ‘te quiero’,
mil de ‘por qué te vas’.
 
Se está buscando musa
de treinta y cinco o menos,
relléneme este impreso
y ya la (ll)amaremos.

MEDITACIONES DE UN POETA TORPE

“Tyger! Tyger! burning bright,
In the forests of the night,
What immortal hand or eye
Could frame thy fearful symmetry?”

William Blake
 
“For all good poetry is the spontaneous overflow of powerful feelings.”
William Wordsworth
 
A veces hay que arrancarlos
uno a uno de la cabeza,
contar sílaba por sílaba,
sacar brillo a cada letra.
 
Y cada verso mide lo que tiene que medir,
y cada palabra exacta, cada imagen meditada,
y al final nada quiere decir nada.
 
Es entonces cuando sé
que soy un torpe artesano,
que soy a la poesía
lo que al amor un notario.
 
A veces me crecen dentro
y me revientan el pecho,
y las vísceras se esparcen por el texto,
y me arranco hasta los huevos en un verso.
 
Y nada está donde debiera,
y si algo rima es accidente,
y todo está al revés perfectamente.
 
Es entonces cuando sé
que soy enorme, gigante,
y que detrás de mis William
voy yo delante.

BEATRIZ, AGOSTO DE 1997

“Los amores cobardes no llegan a amores
ni a historias, se quedan allí.
Ni el recuerdo los puede salvar,
ni el mejor orador conjugar.”

Silvio Rodríguez
 
Bailabas
pegándote a mi espalda.
Frotabas
tu sexo en mi cintura.
Llorabas
debajo de la falda.
Fingías
sentirte tan segura.
 
La lectura era fácil,
igual que un telegrama:
‘Mi cuerpo por tu amor.
Mi sexo por tu alma.’
 
Y supe que podría ceñirte por el talle,
salir del bar hacia la noche,
y en un rincón oscuro de la calle
usarte a mi capricho contra un coche.
 
Supe que podría agarrarte por el pelo,
arrastrarte y encerrarnos en el baño,
y allí, en cualquier húmedo suelo,
saciarme con violencia, hacerte daño.
 
‘Es solo que su risa
me resulta tan vulgar…’
Y lo he querido creer,
y lo he llegado a contar.
 
Si no firmé el contrato,
si no sellé tu acuerdo,
no fue por falta de ganas,
fue más por sobra de miedo.
 
Eran otros tiempos.
 
Imaginaba entonces vaginas
con dientes afilados.
Y tu ingle era de todas
la más amenazante.

David Santos SolanoNació en el año 1975 en Madrid (España). Es Licenciado en Filología Inglesa y profesor de español en la ciudad de Estocolmo (Suecia), donde reside actualmente.
Ha publicado dos libros de rimas y poemas: “Alas de ceniza” (Smashwords, 2006) y “Ultimos versos de un poeta muerto” (Smashwords, 2012). También ha publicado dos libros de relatos breves en español: “Fuera de su escondite” (Smashwords, 2010) y “Días felices” (Smashwords, 2010); y un libro de su mejores relatos traducidos al inglés titulado “Short Stories for Short on Time People” (Smashwords, 2010). Todos sus libros se pueden descargar gratuitamente en Smashwords.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *