La luna llena y el aljibe

La luna llena se pasea
por el azul infinito del cielo.
Anda redonda, cremosa,
color pastel. Nunca mira
el aljibe que la mira
pasear oronda desde el suelo.
Este guarda un íntimo secreto:
sabe que hay precisos días
en que uno a otro se reflejan.
Esos días la luna desciende
hasta el profundo hueco del aljibe.
Y el oscuro círculo azul del aljibe
sube y tapa la cara de la luna.
Y en el cielo falta la luna:
hay luna nueva.
Y en el fondo del aljibe:
esa noche hay luna llena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *