Press "Enter" to skip to content

Para lograr la inmensidad que hay en el vuelo – J.S.B.

Para lograr la inmensidad que hay en el vuelo

Tus labios de aire
y escucharte en el viento hablar
y la cara de las grandes heridas
dejan llena de agujeros a la verdad que muere.

Quitar la vida y mentir
se hizo una costumbre
cavó la boca de tu noche.

Mucho me costó, pero comprendí
la soledad es una cárcel mental.
Nos traía el ángel ciego del amanecer
y se acostaba a tus pies.

Los tiempos buenos, la primera vez
qué fortuna encontrarte, aunque no lo elegimos.
Puedo ver tu ojos como un déjà vu
una estrella fugaz cruzando el cielo.

¿Cuántas veces te dije al oído lo que me gustas?
Cada tanto pregunto qué podría haber sido
es incómodo el silencio
silencio descalzo por tu cuerpo va.

Aunque no haya heredado la sangre del poeta
aprendí que en el silencio habita la verdad.
Aunque no haya heredado la sangre del profeta
adivino el futuro con sólo tomarle la mano.

Y me asusta por momentos y me gusta por igual
que sea cada vez más real.

Oh, voy a desatar las dudas y a romper cadenas
no voy a arrepentirme de decirte la verdad.

Cómo te explico lo esencial:
Somos parte del misterio
la vida no se termina
nunca se llega hasta el final.

En el alma hay estrellas
que se encienden con el tiempo.
Somos peregrinos
cruzando la inmensidad.

Soy un simple aprendiz
en medio del desierto
con las manos duras de arañar la arena.

Para lograr la inmensidad que hay en el vuelo
muero cada día, pierdo el miedo, gano.
Al final no queda nada más que lo que soy.

Cada despedida es una roca sobre el mar
que nos roba la razón y nos vuelve eternos,
rescoldo del alma arisca que se fue.

Ya no quiero pensar en vivir y seguir deshojando flores en el río
ya no quiero perder mi raíz
no quiero irme de este mundo con mil cosas por decir.

En el fino hilado de mis sueños
me desnuda la razón imaginarte sola
rompe mi estructura y mi respiración
que los cangrejos te están esperando
sobre los techos de zinc.

Sobre el sueño luminosidad
sobre el llanto un manto de piedad.
Como planta por nacer
arrojarse a la luz, sentir en libertad.

Arriba está el sol y abajo tú
entre el perfume suave de las rosas.
Tu mente quedará dormida
en un casillero de objetos perdidos
pero tu esencia seguirá
es un manantial febril mojando el antigal
y no te van a olvidar.

Alguien me dirá algún día
que tu poesía era una mentira
que una promesa no cuenta como un cuento
un cuento que nunca me cuente el final.

Más allá del brillo, de la gloria, lo que hablen o no hablen de mí
más allá de todo lo que pasó
quiero hacer un pacto
que no es de paz
que no es de odio
ni de traición.

Darse un respiro, cumplir el deseo
arder en libertad
volver a confiar en tus ojos.

Somos animales de costumbre
podemos tratarnos bien
aceptarnos y aprender.

 
 
J.S.B.

 
 

Para componer este poema utilicé las letras de los siguientes discos de Abel Pintos: Para cantar he nacido (1998), Todos los días un poco (1999), Cosas del corazón (2001), Sentidos (2004), Reflejo real (2005), La llave (2007), Revolución (2010), Sueño dorado (2012), Abel (2013) y 11 (2016).

El procedimiento de composición consistió en buscar las letras de cada álbum en internet, imprimirlas y recortar las líneas que me gustaban. Resultaron en un total de 81 versos que luego de seleccionados fui organizando, cambiando de lugar y combinando en diferentes estrofas hasta obtener el poema final. Tuve que hacer y deshacer varias veces. Incluso cambié algunas líneas que no se acomodaban. Ahora que lo veo en perspectiva me da la impresión de que hubiese sido más fácil escribirlo todo desde cero; pero me gusta probar texturas, colores y formas.

Un consejo para aquellos que deseen probar el procedimiento es, si van a mezclar, busquen bandas o autores que usen el mismo lenguaje. Con lenguajes muy diferentes el poema final puede salir un bodrio. Por esa razón utilicé solamente las letras de Abel.

Los animo a que hagan sus composiciones con las letras de sus bandas preferidas y compartan sus poemas aquí en los comentarios. ¡Suerte!

Sé el Primero en Comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *